Organización

Existen numerosos grupos organizados que luchan contra el especismo, a los que te puedes unir o con los que puedes colaborar puntualmente; pero es importante recalcar que no es necesario pertenecer a formaciones ya establecidas y legalizadas, donde los métodos, estatutos o jerarquías pueden no adaptarse a tus inquietudes. Con ganas y algo de iniciativa puedes encontrar la manera de combatir el especismo de manera individual, o en un grupo horizontal o de amigos en que te encuentres cómodo.

Concienciación social y difusión

El antiespecismo no es sólo una opción personal, sino algo que transmitir a la sociedad.

Lo puedes hacer de un sinfín de maneras, según tus habilidades e inquietudes personales: dando charlas informativas, distribuyendo material, diseñando páginas web, poniendo carteles o pegatinas…

En esta y otras webs relacionadas con la liberación animal, encontrarás una sección de recursos (fanzines, banners, etc.) de los que puedes hacer uso para esta tarea de difusión.

Acción Directa

La acción directa es la realización sin intermediarias de una iniciativa, ya sea individual o grupal. Es decir, actuar de forma concreta para la consecución de un fin, sin delegar en terceras personas.

Sus posibilidades son ilimitadas o, mejor dicho, puesto que se basa en la autoorganización, los límites deben ser definidos por cada individuo según sus posibilidades y principios éticos.

Algunos ejemplos de acción directa relacionada con el antiespecismo y la liberación animal serían los siguientes: manifestaciones, protestas a las puertas de establecimientos que se lucren de la explotación animal, boicot a las empresas, extracción de información para darla a conocer, sabotajes para dificultar la explotación, rescates de animales, etc.

El marco jurídico define cuáles de estas acciones son consideradas legales o no, e incluso cuáles son violentas o no, pero lo hace primando los intereses económicos de las empresas por encima de la vida y la libertad de los individuos.

Quebrantar la ley para, por ejemplo, salvar la vida de un animal que está sufriendo y necesita ayuda, es un acto opuesto a la violencia desde un punto de vista ético, aunque sea considerado ilegal y violento por parte del sistema. Que algo sea legal, no siempre significa que sea justo.

Todo esto son sólo ejemplos de las muchas cosas que puedes hacer. Esperamos que te sirvan para tener algo a lo que agarrarte cuando tengas ganas de mirar hacia otro lado, pero también esperamos que se te ocurran muchas más.

El especismo está muy arraigado y a veces puede parecer imposible acabar con él, pero recuerda que lo único que no sirve para nada es no hacer nada.