Las peleas de gallos son combates entre dos gallos de la misma raza. Estas aves se denominan “aves finas de combate”. [1]

Fuentes

El gallo de pelea

Los gallos (Gallus Gallus), son unas aves domésticas (en su mayoría) pertenecientes al género Gallus, herbívoras e insectívoras, con una esperanza media de vida en libertad de entre 5 y 10 años. Los machos (utilizados en las peleas) son más grandes que las hembras, midiendo en torno a los 50 cm y llegando a pesar hasta 4 kg. Poseen una gran cresta rojiza en la cabeza, la cual es cortada para que en las peleas no se la picoteen, pues se podrían desangrar debido a las múltiples terminaciones sanguíneas de la misma.

Los gallos en libertad se organizan mediante un sistema jerárquico en el que uno de ellos es el dominante, que somete a todos los demás, característica que aprovechan los entrenadores de gallos para las riñas. Las gallinas tienen un orden jerárquico independiente y no entran en la dominancia de los machos. Estas aves son criadas para luego ser buenas peleadoras. Es por ello que para la selección y formación de un gallo intervienen una serie de factores. Hoy en día, la crianza se ha formalizado y es posible importar gallos de cualquier país para ser cruzados y, de esta manera, mejorar la raza. El precio en el mercado de un gallo de pelea puede variar desde 300 hasta 2000 euros. Nacidos para las peleas, los animales son reducidos exclusivamente a eso, una máquina de matar para el divertimento humano. [2]

Fuentes

La pelea

La pelea se realiza en proporción equitativa de condiciones, especie, peso y espolones* (naturales o no). La pelea sin espolones artificiales se llama pelea a “talón desnudo”. Las armas que se pueden emplear son espuelas artificiales, de hasta 5 cm de longitud, y navajas, arma que dibuja una media luna, midiendo una pulgada desde su base hasta la punta. Los combates duran hasta que uno de los dos componentes es inhabilitado para seguir peleando.

Superbass/Wikimedia Commons

Estas aves son criadas y entrenadas con la finalidad de combatir. El primer paso es quitarles la cresta y la barba, ya que se consideran puntos débiles. La preparación tiene una duración de cuatro semanas. Para entrenar al gallo se usa otro gallo denominado topetón. Tras su entrenamiento, si el gallo sabe espolear y aguanta quince minutos de combate con otro gallo, se considera listo para el combate. [3]

* Un espolón es un crecimiento de hueso cubierto por una vaina de cuerno que se encuentra en varias ubicaciones anatómicas en algunos animales. A diferencia de las garras o las uñas, que crecen desde la punta de los dedos de los pies, los espolones se forman de otras partes del pie, generalmente en conexión con las articulaciones donde los dedos de los pies se unen con el pie o el pie con los huesos largos. Las espuelas se encuentran más comúnmente en las patas traseras, aunque algunas aves poseen espuelas en el borde de ataque de las alas. [4]

Fuentes

Historia

La pelea se realiza en proporción equitativa de condiciones, especie, peso y espolones* (naturales o no). La pelea sin espolones artificiales se llama pelea a “talón desnudo”. Las armas que se pueden emplear son espuelas artificiales, de hasta 5 cm de longitud, y navajas, arma que dibuja una media luna, midiendo una pulgada desde su base hasta la punta. Los combates duran hasta que uno de los dos componentes es inhabilitado para seguir peleando.

Pelea de gallos en Madrid en 1873

Estas aves son criadas y entrenadas con la finalidad de combatir. El primer paso es quitarles la cresta y la barba, ya que se consideran puntos débiles. La preparación tiene una duración de cuatro semanas. Para entrenar al gallo se usa otro gallo denominado topetón. Tras su entrenamiento, si el gallo sabe espolear y aguanta quince minutos de combate con otro gallo, se considera listo para el combate. [3]

* Un espolón es un crecimiento de hueso cubierto por una vaina de cuerno que se encuentra en varias ubicaciones anatómicas en algunos animales. A diferencia de las garras o las uñas, que crecen desde la punta de los dedos de los pies, los espolones se forman de otras partes del pie, generalmente en conexión con las articulaciones donde los dedos de los pies se unen con el pie o el pie con los huesos largos. Las espuelas se encuentran más comúnmente en las patas traseras, aunque algunas aves poseen espuelas en el borde de ataque de las alas. [4]

Fuentes

Legalidad

Las peleas de gallos son legales en la mayoría de países latinoamericanos, así como en tres regiones europeas (Andalucía, Canarias y la región francesa de Norte-Paso de Calais) y en países de Asia como Filipinas.

En el Estado español, la legislación sobre bienestar animal está descentralizada en su mayor parte y depende de las Comunidades Autónomas. Así, en el Estado español las peleas de gallos están prohibidas por los parlamentos de todas las Comunidades Autónomas a excepción de Canarias y Andalucía. [6]

Fuentes

Andalucía

Las peleas de gallos son legales en la mayoría de países latinoamericanos, así como en tres regiones europeas (Andalucía, Canarias y la región francesa de Norte-Paso de Calais) y en países de Asia como Filipinas.

En el Estado español, la legislación sobre bienestar animal está descentralizada en su mayor parte y depende de las Comunidades Autónomas. Así, en el Estado español las peleas de gallos están prohibidas por los parlamentos de todas las Comunidades Autónomas a excepción de Canarias y Andalucía. [6]

Fuentes

Islas Canarias

En Canarias las peleas de gallos son legales, la Ley de Protección de los Animales de 1991 las admite “en aquellas localidades en las que se hayan venido celebrando”. [7]

En la misma Ley, Ley 8/1991 de 30 de abril de Protección de los Animales del Parlamento de Canarias en su Artículo 5, especifica que la entrada a menores de 16 años está prohibida, los lugares donde se celebran estas peleas tienen que tener un año de antigüedad en el momento de la entrada en vigor de la presente Ley y dichos recintos han de ser cerrados.

Federación Gallística Canaria

Así pues, además de todas las peleas semanales en multitud de pueblos y sus galleras, se realizan de modo totalmente legal una serie de campeonatos regionales y de comunidad. Al ser considerado un deporte, consta de un reglamento en el que se expresan desde las disposiciones previas a la lucha, hasta el modo de pelea, pautas a seguir, premios, etc. [8]

Fuentes

Región de Murcia

En la Región de Murcia las peleas de gallos son ilegales. Sin embargo, la comunidad tiene una enorme tradición gallística y son frecuentes las redadas de criadores y asistentes a las peleas de gallos. [9]

Fuentes

Este sitio web utiliza las cookies mínimas necesarias para poder funcionar. No rastreamos ni guardamos información sobre el visitante.

Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies